domingo, 24 de abril de 2011

4º Aditivos y Adiciones Hormigones de Alta Resistencia

Los aditivos normalmente empleados en los HAR son los superfluidificantes, en dosis que suelen oscilar entre 10 y 20 kg por m3 de hormigón. Se consiguen así asientos en cono de Abrams del orden de 150 a 200 milímetros. Los tipos más empleados son a base de policondensados de formaldehido-melanina sulfonados, o bien de naftaleno sulfonado, no siendo recomendables los compuestos lignosulfonados por retrasar en exceso el comienzo del fraguado.

En cuanto a las adiciones, se emplea la microsílice casi exclusivamente, dada su gran finura y su alto valor puzolánico. Por su elevada superficie específica la microsílice es muy ávida de agua, lo que obliga al empleo simultáneo de un superplastificante. Para hormigones de fck superior a 60 N/mm2 el empleo de microsílice es absolutamente imprescindible. Las dosis utilizadas son del orden del 8 al 12 por 100 del peso del cemento e incluso mayores. El ajuste de todas las variables indicadas requiere la realización de ensayos previos.

2 comentarios:

Javier Hernández dijo...

Para Hormigones > 60 N/mm2 NO es imprescindible el uso de Humo de Sílice o Microsílice aunque desde luego su uso ayuda a obtener hormigones de mayor compacidad.

En cuanto a los aditivos, los recomendables son del tipo Policarboxilatos modificados (Superplastificantes de 4ª Generación) ya que necesitan dosificaciones considerablemente más bajas, entre el 1 y el 1,5% sobre el peso del cemento

Luir Gerardo dijo...

El uso de polvillo de sílice no tiene nada que ver con mejorar la resistencia del concreto, lo que si no se pude poner en discusión es que reduce ostensiblemente la porosidad y por tanto es mucho mas impermeable.

Publicar un comentario